miércoles, 20 de marzo de 2013

El Cuento de las Piedras

Aquellos que seguís mi blog, sabéis que suelo publicar fábulas o cuentos que invitan a reflexionar.
Este fin de semana, "buceando" por internet, he encontrado El Cuento de las Piedras. Quiero compartirlo con todos vosotros, espero que os guste y os sea de utilidad.
"Un experto conferenciante estaba impartiendo una charla cuando quiso sorprender a su auditorio realizando una demostración.
Saco de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa, junto a una bandeja de piedras del tamaño de un puño y preguntó a los asistentes: ¿Cuántas piedras piensan que caben dentro de este frasco?

Después de que los participantes hubieran hecho sus conjeturas, empezó a llenar el frasco con las piedras hasta que no pudo poner ninguna más. Acabada esta tarea preguntó: ¿Creen que el frasco está lleno?

Todo el mundo lo miró y asintió con rapidez. El frasco estaba lleno de piedras hasta sus topes.

Entonces el conferenciante sacó de debajo de la mesa un cubo con gravilla y empezó a colocar la gravilla en el frasco. Las piedrecillas penetraron entre los espacios que dejaban las piedras grandes hasta llenar por completo el recipiente. El experto sonreía con ironía mientras observaba la sorpresa de los asistentes, y al acabar su tarea preguntó: ¿Les parece que está lleno ahora?

Esta vez los oyentes dudaron un momento antes de responder, aunque era evidente que el tarro estaba lleno y finalmente volvieron a asentir.

El conferenciante volvió a agacharse para buscar algo bajo la mesa y sacó un cubo repleto de arena que comenzó a volcar en el frasco. La arena comenzó entonces a filtrarse en los pequeños recovecos que dejaban las piedras y la grava, demostrando lo equivocado de la respuesta anterior.

-¿Esta llenó ahora?- volvió a preguntar el conferenciante tras guardar el cubo de arena.


Los alumnos se quedaron ahora en silencio sin saber muy bien que contestar. Entonces el conferenciante nuevamente busco bajo la mesa para sacar esta vez una jarra de agua que empezó a verter sobre el frasco.

-Bien, parece que ahora sí que está lleno, ya no cabe nada más. Bueno – prosiguió el conferenciante- ¿qué hemos demostrado con este experimento?

Uno de los alumnos levantó la voz en aquel auditorio lleno de ejecutivos y hombres de negocios y dijo: Que no importa lo llena que este tu agenda, si lo intentas, es seguro que siempre puedes hacer un montón de cosas más.

Muchos de los asistentes aplaudieron la rápida respuesta de su compañero y reconocieron lo acertado de su respuesta. Sin duda, con una buena organización, todos podrían sacar mejor provecho de su tiempo. Esta era una buena conclusión para su curso de gestión de tiempo. Sin embargo…

-¡No! – concluyó el experto. Lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después. Si colocamos nuestras piedras grandes primero, todo lo demás encontrará su lugar."

Y para ti... ¿Cuáles son tus piedras grandes?

Recuerda poner siempre en primer lugar tus piedras grandes, el resto encontrará su lugar


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada